3 oct. 2012

Bailando en las nubes

No vayas, espérame, un momento. Cuando llegues necesitarás alguien que sepa moverse entre sombras. Nadie debe saber que estás allí. Nadie debe saber quién eres o qué has ido a hacer. Eres otro de los bultos que recorren las calles. Sin nombre, sin título, sin sueños. Allí nadie espera que tengas expectativas, nadie quiere tener bajo su mando alguien con proyectos, que estos acaban pasando facturas y estas acatan responsabilidades.


Tú no sabes lo que es eso. Tú no sabes moverte sin hacer ruido, balancearse de uno a otro lado sin hacer fuerza, atravesar calles como si estuvieras flotando, mirando desde arriba a una multitud de mortales que ni siquiera te miran para saber si sigues ahí, si necesitas algo, un beso, una caricia, una palabra.
Eso no es humano, allí sólo prima el dinero, eres lo que tienes, como aquí, pero con mayor vehemencia. Así que no te vayas todavía, espérame un momento e iremos juntos. Seguiremos siendo vagabundos solitarios, seguiremos soñando sólo cuando no veamos las estrellas, para que nadie nos vea, para que nadie nos acuse de intentar ser felices. Seguiremos siendo un par de locos perdidos, camuflados entre coches, escaparates y asfalto. Seguiremos perdiendo, pero estaremos juntos y sólo así podremos encontrar el norte cuando no veamos el cielo. Sólo así podremos seguir bailando en las nubes. 

(N. del A.:El texto no tiene mucho que ver con la canción, pero lo escrito mientras la escuchaba y le he tomado prestado el nombre)


Bailando las nubes by Iratxo on Grooveshark


Las cicatrices son las arrugas de tu cara, que con 9000 lunas de vida ya tienes de sobra,

tu andar como en agradable mareo, una danza de ensueño escupiendo veneno,


Tu boca, como una forja sin encender, a la espera de que una llama la prenda,

como un hada pero con las alas podridas, que no te hacen falta para saltar al vacío,


Y que bien te salen las carantoñas y dejas hueco pa otras historias que las sonrisas te hacen recordar, hay que ver que manía de bailar las nubes y de sus gotas hacer promesas que ningún mortal puede cumplir,


Tus ojeras, hacen de tu mirar la guía, hacia un colchón sediento de besos y entrañas

y sin moverse el mismo aroma de par en par, va abriendo pulmones y regalando latidos,


Tu boca como un invierno cálido, a la vez el agosto mas frío que nunca,

como un hada pero con las alas podridas, que no te hacen falta para saltar al vacío,

Quizás también te guste



1 comentario:

  1. Ha sido una delicia conocer este bello blog, salgo encantado de él. Seguro que volveré. un saludo

    ResponderEliminar

Comenta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...