18 sept. 2012

La caverna

Y contó la historia más triste que puedes oír. La de una madriguera en la que todos se sentían seguros mirando hacia la luz proyectada que venía de fuera, que se reflejaba entre las paredes de la gruta creando figuras extrañas que se movían, hablaban, reían y lloraban.


Un día alguien miró hacia atrás y entonces descubrió que la caverna estaba llena de ratas y que eran estas las que jugaban con las sombras mientras entretenían al resto de cobayas para robarles la miseria que no les iba a dar ni para pasar el invierno encerrados.

Entonces se lanzó contra la que jugaba con la luz, en un intento inútil arriesgó su vida por acabar con el hechizo que mantenía sumidos en una profunda hipnosis a todos los que le rodeaban. Lo único que consiguió fue parar por un segundo el espectáculo, a lo que la multitud respondió con gritos y abucheos. Pedían más, querían más.

Cuando volvieron las sombras contaron una historia, la más triste que puedes oír. Al acabar todos lloraban, nadie miró hacia atrás... 



Quizás también te guste



1 comentario:

Comenta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...